#SúperTips para Profes

Aquí podrás encontrar estrategias, tips, ideas y recursos para apoyarte en tu práctica como docente de educación inicial

Armida Lizárraga

27 de septiembre del 2020

¿Qué es la autorregulación emocional y cómo podemos ayudar a nuestros niños a desarrollarla?

Actualizado: 8 de octubre del 2020

¿Qué es la autorregulación emocional y cómo podemos ayudar a nuestros niños a desarrollarla?

¿Les pasa que a veces hay niños en sus aulas que tienen cambios emocionales constantes, muchas veces con poco control sobre sus impulsos y eso hace que les cueste llevar a cabo algunas actividades?

La autorregulación emocional es un conjunto de habilidades que permite a los niños llevar a cabo algo, manejando sus sentimientos o los eventos impredecibles del momento y el lugar que los rodea. Estas habilidades son los procesos mentales que les permiten enfocarse, recordar instrucciones, hacer varias cosas a la vez, entre otros.

Las habilidades para lograr la autorregulación se van desarrollando a través de la práctica y se van reforzando con las experiencias en casa y en la escuela. Son el conjunto de habilidades más importantes y retadoras de los primeros años. No suceden automáticamente, hay que crear las oportunidades para que los niños las vayan desarrollando. Desde el primer año de vida, las experiencias e interacciones que tienen los niños los ayudan a ir desarrollando su autorregulación. Cosas simples como el mantener la atención, controlar sus impulsos o acordarse donde está un juguete, son las primeras experiencias de autorregulación.

La autorregulación va de la mano de las funciones ejecutivas. Estas son habilidades que ayudan al control cognitivo de las emociones. Dependen de tres tipos de habilidades:

1. Memoria funcional: Permite recordar información por un tiempo corto y usar esa información (por ejemplo, cuando le pedimos a un niño que se levante, se ponga la casaca, se lave las manos y se ponga en fila para el recreo).

2. Flexibilidad mental: La habilidad de moverse entre tareas con facilidad. Por ejemplo cuando un niño colorea una figura y tiene que subrayar otras figuras en una página. O cuando mezcla varios colores mientras pinta.

3. Auto-control: La habilidad de controlar impulsos, por ejemplo esperar al turno antes de hablar o resistirse a tirar una pieza de construcción a alguien.

Estas tres habilidades funcionan en conjunto y están relacionadas. Cuando vemos a un niño que no espera su turno, que impulsivamente tira algo al suelo, o no inhibe una respuesta de comportamiento, hay que seguir dándole experiencias y oportunidades para practicar estas pequeñas tareas que juntas irán construyendo estas habilidades. Para otros niños estas emociones se acumulan y tarde o temprano se manifiestan en una explosión de emociones y no saben cómo manejar las emociones que se van acumulando.

¿Cómo ayudamos a los niños a autorregularse?

Es importante darles un marco de apoyo o “andamiaje” hasta que ellos puedan manejar estas situaciones solos. Si evitamos situaciones difíciles en el aula, como por ejemplo, evitar tener debates grupales porque hay algunos niños que no levantan la mano, no estamos ayudando a esos niños. Es importante darles un marco de apoyo con pequeños pasos para empezar una trayectoria positiva desde el inicio.

Autonomía con elogios por esfuerzos positivos

Imaginemos una situación donde se pueden producir emociones negativas al pedirle a un niño que recoja sus juguetes en su cuarto o en el aula. Si los padres o maestros lo ayudan demasiado, ellos son los que están haciendo la regulación. En este caso es mejor apoyarlo y darle elogios por esfuerzos pequeños (recoger una caja de bloques), luego el niño puede ir tomando pausas y él mismo ir regulando su tarea. Es importante que los padres de familia o docentes estén cerca y hagan “chequeos” cada cierto tiempo y le den elogios positivos por el esfuerzo.

Juego libre

El juego libre es el mecanismo perfecto para que los niños se autorregulen. Por ejemplo, hacer un plan de lo que van a jugar, con qué, con quién, qué roles asumirán los ayuda a tener expectativas claras sobre el juego y podrán manejar posibles cambios o frustraciones que pudieran aparecer. Lo más importante es que ellos mismos hagan este plan, estando así a cargo de sus propios momentos.

Enseñarle sobre sus emociones

Reconocer un cambio de emociones fuerte (rabieta, o reacciones negativas o de agresividad) es importante. En este caso es bueno dejar lo que el niño está haciendo, alejarse del lugar y respirar tres veces o tomar agua. Una vez que se ha calmado, se puede empezar a hablar de estrategias un poco más racionales para ayudarlos cuando tengan estos cambios fuertes de emociones.

Diferentes juegos

Hay muchos juegos que ayudan a los niños a experimentar autocontrol ya que deben seguir instrucciones al mismo tiempo, tomar turnos y tener flexibilidad mental. Algunos de estos juegos son: Simón dice, Mar/Tierra, el semáforo, memoria, además de los juegos de mesa. 

Estructura

Brindar ambientes con estructuras y rutinas que sean predecibles para los niños. Al mismo tiempo, darles el espacio para crear, explorar y experimentar la prueba y error las veces que lo necesiten.

~~~~~~~~~~~

Es importante que los adultos en la vida de los niños sean modelos de autorregulación y de manejar sus emociones con diferentes estrategias. Los niños rodeados de adultos que pierden el control asumen ese tipo de conductas también.

Esperamos estas estrategias y recursos puedan ayudar a sus estudiantes y a sus familias a trabajar las habilidades de autorregulación, que son tan importantes para un desarrollo óptimo y lograr el enfoque que se necesita para aprender, jugar y relacionarse con los demás.

 

(Center for the Developing Child (2013), Executive Function and Self Regulation; Zelazo, P.D. Carlson, S.M., & Kesek, A. (2008). The development of executive function in childhood. In C.A. Nelson & M. Luciana (Eds.), Handbook of developmental cognitive neuroscience (2nd Ed.). (pp. 553-574). Cambridge, MA:MIT Press)

Algunos recursos adicionales aquí: 

4464 vistas

Comentarios

  1. Buenas Noches. Excelente me ayudara mucho en especial para los PPFF en controlar las emociones de sus hijos.
    Gracias

    1. Gracias Olga por leernos. Nos alegra mucho que este artículo te sirva para trabajar con los padres de familia.

    1. Muchas gracias Maria Nieves por tu respuesta y por leernos. Que bueno que te va a servir en el trabajo con tus niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Recientes

Ver todo

Instagram Feed

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.

Suscríbete para recibir nuevas entradas del blog en tu correo

Suscríbete para recibir nuevas entradas del blog en tu correo