Blog Luminario

Aquí podrás encontrar estrategias, tips, ideas y recursos para apoyarte en tu práctica como docente de educación inicial

Claudia Gil

20 de marzo del 2023

Uso de la data en el aula: ¿qué es? y ¿cómo utilizarla?

Uso de la data en el aula: ¿qué es? y ¿cómo utilizarla?

La observación y el registro de conductas observables son clave para tomar decisiones que favorezcan los aprendizajes.

 

Habiendo recibido a los niños y niñas en el aula, es inevitable pensar en cómo llegan luego de un periodo largo de vacaciones. Es aquí en donde la observación y el registro de observación cualitativa y cuantitativa de los estudiantes toman un valor importante, que será clave para el acompañamiento pedagógico de las docentes y las decisiones que se tomen para favorecer los aprendizajes.

Es importante saber dónde se encuentran nuestros estudiantes en su desarrollo para poder ofrecer oportunidades de aprendizaje y planificar sesiones que tengan justo lo que nuestros niños y niñas necesitan para alcanzar su máximo potencial. Si no sabemos donde están en su desarrollo, es como entrar a un lugar a ciegas sin entender cuales son sus necesidades reales.

Pensemos, entonces, en el uso de la data para conseguir esta información que nos servirá en las aulas.  Esta información se puede recoger de diferentes formas:  encuestas o entrevistas con familias o información sobre diversos aspectos (características, comportamiento de una persona, nivel de desarrollo).  Te invito a pensar en lo siguiente: ¿Qué haces una vez que tienes información basada en las necesidades de tu grupo de estudiantes? ¿Para qué la utilizas?

Seguro vinieron muchas ideas a tu mente, aquí te cuento algunos usos que se le puede dar a la data cuando estamos trabajando en aula:

✅Diseñar intervenciones efectivas

✅Diseñar proyectos de innovación

✅Responder de forma rápida y eficiente

✅Prevenir problemas o retrasos en el aprendizaje

 

Salvador Rojas, pedagogo, formador y asesor en innovación educativa, nos cuenta que el uso de la data permite mejorar los procesos de enseñanza – aprendizaje en distintos niveles: descriptivo (para saber qué ocurre); diagnóstico (por qué ocurre), predictivo (qué puede suceder) y prescriptivo (cómo poder mejorarlo).

A continuación te dejamos cuatro pasos que te servirán para el uso y análisis de la información que decidas recolectar de tu aula:

 

¿Cómo utilizamos la data?

 

1. Define un objetivo: ¿qué voy a medir?

Piensa en aquella información importante que quieres recolectar, ten en cuenta la etapa del año en la que se encuentran tus niños y niñas o las necesidades que has identificado en tu aula a modo general.

Por ejemplo: Estando en un inicio del año escolar, es importante poder medir los aprendizajes del grupo para saber cómo están llegando al aula y considerar las distintas áreas de desarrollo (socioemocional, cognitiva, motora, del lenguaje, etc.) y poder planificar tus sesiones de aprendizaje de acuerdo a lo que tus estudiantes necesitan.

 

2. Diseña un plan de recolección: ¿cómo voy a medir?

Organízate en cuanto a fechas o periodos de tiempo en los que recolectarás la información, algunas preguntas que podrían ayudarte son: ¿Cuánto tiempo me tomaré en evaluar? ¿Cómo me organizaré durante esas semanas para lograrlo?

Es indispensable, además, que puedas definir la forma en que lo harás. Por ejemplo: Podrías utilizar una lista de cotejo y seleccionar aquellos ítems que desees priorizar o algún instrumento que te permita tener claridad en cuanto a los indicadores que consideres importantes evaluar en esta etapa del año.

 

3. Recolecta información: ¿en qué momento lo haré?

Pon en marcha lo planeado teniendo en cuenta que cada momento de la rutina es una oportunidad para observar y registrar los aprendizajes de tus niños y niñas. Considera aprovechar los espacios o momentos del día para evaluar de forma natural y piensa aquellos ítems que requieren de una evaluación o monitoreo adicional.

Por ejemplo: Si uno de los ítems busca conocer si los niños logran involucrarse en un juego colectivo, puedes aprovechar los momentos de recreo para observarlos. Por otro lado, si uno de los ítems busca conocer si tus niños y niñas agrupan elementos teniendo en cuenta una o dos características en común, podrías considerar realizar una actividad para ello.

 

4. Analiza la información: ¿cuáles fueron los resultados?, ¿qué voy a hacer al respecto?

Al terminar, date un tiempo para observar los resultados, puedes utilizar formularios de google u otro formato que te permita procesar la información. Es importante ver los resultados con un ojo en los patrones y tendencias que ves en el grupo. Algunas preguntas que podrían ser de ayuda en esta etapa son:

📌¿Hay algún dato del grupo como un todo que llame tu atención? ¿Por qué?

📌¿Qué área tiene una necesidad más urgente? ¿Por qué piensas que es la más urgente?

📌¿Qué acciones e intervenciones educativas implementarás?

Reflexionar en torno a cada una de estas preguntas te va a permitir plantear estrategias en base a los resultados.

 

El uso de la data en las aulas debe ser una práctica constante que respalde a los maestros y maestras frente a las decisiones que toman. Usemos la evidencia para seguir empujando la calidad educativa en nuestras aulas o escuelas. El uso de la evidencia o datos para encontrar las brechas de desarrollo en nuestras aulas parte de una mejora continua.

 

 

 

Referencias:

Telefonica Educacion Digital. (s. f.). Big data en educación: un tesoro para la toma de decisiones. Recuperado el 20 de marzo de 2023, de https://www.telefonicaeducaciondigital.com/tendencias-list/-/asset_publisher/LTIINEKg9l8P/content/-big-data-en-educacion-un-tesoro-para-la-toma-de-decisiones 🔗

Gonzales, M., & Rodriguez, D. (05 de febrero de 2020). Cultura de datos y mejora escolar: toma de decisiones educativas basadas en evidencias. Recuperado el 20 de marzo de 2023, de https://www.redalyc.org/journal/5636/563662155013/html/ 🔗

1039 vistas

Comentarios

    1. Gracias Olga por leernos. Ojalá lo puedas compartir con otras colegas docentes que lo pueden encontrar útil.

  1. Muy importante la observación y llevar el registro cualitativo y cuantitativo para que respalden nuestras decisiones. (interesante los pasos para el uso y el análisis de la información que hemos decidido recolectar en nuestras aulas).

    1. Gracias Nelly por tu comentario y por leernos. Efectivamente, no es solo registrar los datos sino saber para que medimos u observamos y como usamos estos resultados para tomar decisiones informadas en nuestra práctica. Nos ayuda a enfocar mejor nuestros esfuerzos y ayudar de forma efectiva a nuestros niños y niñas.

    1. Muchas gracias por leernos y por tu comentario, Blanca. Nos alegra mucho que te sea de utilidad. Por favor compártelo con tus colegas docentes. Gracias.

  2. BUENAS NOCHES, SIN DUDA COMO MAESTRAS TENEMOS QUE ESTAR ATENTAS Y TOMAR DECISIONES OPORTUNAS FRENTE A LA INFORMACIÓN QUE PODAMOS RECABAR AL EMPEZAR EL AÑO, PERO TAMBIEN ESTAR ATENTA A LOS CAMBIOS QUE SE VAYAN DANDO PARA SER OPORTUNOS EN NUESTRA ATENCIÓN.
    MUCHAS GRACIAS POR LOS ALCANCES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas Recientes

Ver todo

Instagram Feed

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.

Suscríbete para recibir nuevas entradas del blog en tu correo

Suscríbete para recibir nuevas entradas del blog en tu correo